Etiquetas

11/5/14

Capítulo 4


Al escuchar esa voz, me di la vuelta, y era él, ¡era el chico misterioso!

Iba muy guapo, casi todo negro, menos la camisa de un tono celeste precioso. y un peinado que me encanta. Llevaba unas pulseras, aunque no se veía bien que ponía. La verdad que no había bebido mucho, o eso parecía, las horas que eran y no estaban como los demás, todos borrachos ya. Iba con un amigo. Era también bastante guapo, tenia el pelo un poco más largo que Dani un poco más oscuro. Aunque, tampoco me fijé mucho en su amigo, estuve mirándole, mientras se acercaba a mí...

-¿No me vas a decir tu nombre?- me susurra al oído.

-Sí, me llamo Emily

-¡Me encanta tu nombre!

-Gracias- Le sonreí y nos quedamos un rato mirándonos, hasta que Carol me dio un codazo.

-Emily, ¿Nos presentas?

-Ups, sí, se me había olvidado. Dani, esta es mi amiga Carol. Carol, este es Dani.

-Encantada Dani.- Carol le dio dos besos.

-Igualmente Carol. Bueno, pues Jairo, ella es Emily, Emily, él es mi amigo Jairo.

-Encantada Jairo.-Nos dimos dos besos.

-Lo mismo digo Emily.

-Bueno, Carol, él es Jairo.

– Se dan dos besos.

Empezaron a mirarse mucho, eso es que han congeniado bien.

-¿Quieres bailar Carol?- Le pregunta Jairo.

-Claro, bailemos.

Carol y Jairo nos dejaron solos.

*Narra Dani*

Nos han dejado solos estos dos, aunque creo que es lo mejor, quiero estar a solas con ella y poder hablar los dos solos.

¿Pero qué le digo?

-¿Quieres tomar algo Em? Pero... ¿Por qué te he dicho Em? Lo sie- Emily me cortó antes de que terminara la palabra.

-No te disculpes, me gusta Em, eres la única persona que le voy a dejar que me llame así, dicho en ti, suena mejor.- Me sonrió.

-Vale, entonces te llamaré siempre Em.- Le sonreí.

-Bueno, pues entonces quiero tomar… mmmm…. ¡Un ron con cola!

-¡Vale! ¡Yo me pediré lo mismo!- Me fui a la barra a pedir las bebidas- Quiero dos ron con cola por favor.

-Vale se los pongo en seguida, me contestó el camarero.

–Se fue a prepararlas y volvió.- Aquí tenéis, que disfrutéis parejita.

*Narra Emily*

Dani y yo nos quedamos en plan… ¿por qué ha dicho eso? Pero en verdad me hizo gracia, no sé porque.

-Bueno, bailemos un poco.- Dije.

Empezamos a bailar, durante un buen rato. Vi que Dani se acercaba a mi, y me dijo en el oído…

-¿Nos vamos a un lugar más tranquilo? ¿Dónde solo estemos tú y yo?- Me ruboricé, y asentí con la cabeza.

-¡Pero antes tenemos que despedirnos de Carol y de Jairo!

-¡Es verdad, se me había olvidado!- Dijo Dani.

Fuimos a buscarlos, y ahí estaban los dos tortolitos.

 

-¡Carol, Jairo, nos vamos a dar una vuelta!- Nos ignoraron, ¡estaban tan embobados! Dani y yo tuvimos que darle un codazo a cada uno.

-¿Qué pasa?- Contestaron los dos.

-¡Que os estábamos hablando y habéis pasado de nosotros!- Les dije.

-Ah, pues no nos habíamos enterado.- Contestó Carol.

-Ya ya, se nota, estabais embobados mirándoos. Bueno, pues eso, que nos vamos a dar una vuelta. ¿Quieres que luego te venga a recoger y te quedas a dormir en mi casa?

-No, da igual Emily, la llevo yo a su casa si a ella no le importa.- Dijo Jairo muy caballeroso.

-Vale, me lleva a mi casa Jairo, gracias de todas formas.

-Pero… ¡SI EL COCHE ES MIO!- Dijo Dani riéndose.

-Ya, pero sé que tú me lo dejas…

-Sí, como siempre. ¿Y después como vuelvo yo a casa?

-No te preocupes, yo te llevo.- Dije muy amablemente.

-Vale. Como siempre, me roba el coche, es lo que tiene la confianza entre amigos. Gracias por llevarme.

-Bueno, nos vamos, adiós.- Dije moviendo mi mano de un lado al otro, como despedida.

Salimos por la puerta, y nos fuimos a mi coche para irnos a un parque en el que no hubiera mucha gente.

-Bueno, vamos a un parque qué está cerca de mi casa, al lado de la papelería.

-Bueno, ¿Seguro que quieres que vallamos a ese parque? Es donde se pone a veces toda la chusma… - Dije un poco asustada…- No me gusta la gente que empieza a beber sin parar y después empiezan a decirles cosas a la gente que pasa por ahí…

-No te preocupes, esta vez no vas sola.- Me dijo para tranquilizarme.

-Es que una vez, cuando era un poco más joven, a una amiga mía, le intentaron… ya sabes… y desde entonces procuro no ir a esos sitios, a no ser que tenga que pasar por delante por la fuerza.

-No te preocupes, ahora no vas sola, vas conmigo. No te pasará nada, pero si lo prefieres, vamos a otro parque, donde haya gente normal- Esas palabras me tranquilizaron.

-Da igual, paremos en el primer parque que encontremos, solo quiero que hablemos tranquilamente.

-Vale, mira, ahí hay un parque, sentémonos en ese banco.

Llegamos al parque, y nos sentamos en el primer banco de la derecha, el que estaba mejor cuidado, los demás estaban un poco rotos.

-¿Y de qué querías que habláramos?- Pregunté un poco intrigada…

-Pues de ti… de mi…- Dijo un poco vergonzoso…

-Vale, pues te cuento un poco de mi… Como ya sabes me llamo Emily, tengo 24 años, vivo con mis padres y mi hermano Mario, estoy a punto de terminar mi carrera de periodismo, y me encantaría trabajar en la tele o radio, o algo, así, como periodista deportiva, como en el fútbol, en el tenis… son los deportes que preferiría.

-Ahh, bien-¿y te queda ya muy poco?

-Sí, antes de empezar el verano, la termino, así, que si estamos a principios de Mayo, día 10 de Mayo exactamente, la termino este mes o el que viene más o menos. Y espero, que con buena nota, aunque de momento todo lo llevo perfecto.

-Que bien, espero verte en la tele co- iba a decir algo pero se cayó.

-¿Con quién?

-No, con nadie, que espero verte por la televisión ahí con todos los famosos.- Empezó a reírse.

-¡Claro que sí!- Empecé a reírme.- ¿Y tú?

-Pues yo tengo 26 años, vivo solo, me encanta el deporte- Se le ve- y poco más, trabajo de vez en cuando…- se quedó como pensativo- y poco más…

-¿Pero no tienes un trabajo fijo?

-No… se puede decir que no… es un poco raro y largo de explicar, otro día lo hablamos.

-Vale… ¿Quieres que quedemos otro día? Es que hoy estoy un poco cansada y necesito dormir. ¿Nos damos nuestros números de teléfonos y hablamos?

-¡Claro! Dame tú número de teléfono.

Yo le di mi número, y él me dio el suyo.

-Bueno… estoy cansada… hablamos por whatsapp y quedamos, ¿vale?

-Claro.

-Pues vayamos al coche y te llevo a tu casa.

Nos montamos en el coche, hacia bastante calor para la hora que era, aunque tampoco se estaba mal. Me indicó donde estaba su casa, y conduje hasta la calle que me dijo.

-Ahora coge esta calle recta y gira a la derecha, después, un poco más hacia delante, gira a la izquierda, y al final de esa calle, está mi casa. - Me indicó Dani.

-Ahhh, no está muy lejos de la mía.

-Bueno, me lo he pasado genial y espero que tú también.- Me dio dos besos y se bajó del coche.

-Sí, me lo he pasado genial, tenemos que volver a repetir.

-Bueno, hasta mañana- Me dijo Dani desde la ventanilla.

-Tienes una casa muy bonita.- Gracias, otro día te la enseño, ya es demasiado tarde.

Me monté en el coche y vi que había una pulsera, tenía que ser de Dani, porque no era mía ni era de Carol.

-Dani, se te ha caído esto.

-Gracias.

-¿Y este número? ¿Es con alguien especial para ti?

-No, solo es una pulsera que me regaló un amigo, ¡no es con ninguna chica ni nada de eso!

*Narra Dani*

No sé cómo hacer para que no se dé cuenta, tengo que quitar las cosas más evidentes que llevo puestas y que hay dentro de la casa, y cuanto más tiempo tarde en decírselo será peor. No es algo malo, pero es que cambiarían muchas cosas entre nosotros.

Aún no estoy preparado para decírselo. Pero no puede ser dentro de mucho tiempo, tengo que decírselo dentro de poco. Pero tengo que esperar…

Siento haber tardado tanto en hacer este capítulo, pero he tenido que pensar bastantes cosas.

¿Qué os a parecido? ¿Qué estará ocultando Dani?

Besos^^